Protocolo para enfrentarse al acoso a las periodistas en la red

Si hay algún sector especialmente vulnerable al acoso, a la persecución, a veces hasta el asesinato; ese es el sector del periodismo. Muchas veces no interesa que la verdad llegue a la opinión publica. Muchas veces no interesa que sean leídos, vistos u oídos algunos acuerdos, negociaciones, conflictos, etc., que nos conciernen a todas y a todos.

El acoso y los ataques en la red, incluidas las amenazas, los insultos y las campañas de difamación, se utilizan cada vez más como medio para silenciar a los periodistas y cuestionar su credibilidad en la esfera pública.

El acoso online a las mujeres periodistas, el 64% según la encuesta del FIP, además de obstaculizar el ejercicio de su profesión: INFORMAR, les dificulta en su posicionamiento dentro del sector.

Hoy queremos compartir con vosotras una herramienta creada por el IPI para ayudar a las redacciones y a las periodistas independientes a prevenir y actuar frente a los acosos en la red.

El International Press Institute, IPI, dentro de su programa “ontheline” ha elaborado un protocolo basado en las mejores prácticas recogidas en las redacciones de toda Europa y que ofrece estrategias específicas para hacer frente al desgaste emocional y profesional que el acoso en línea supone para las y los periodistas.

El “Protocolo dirigido a redacciones para proteger a periodistas objeto de acoso en la red”, esta disponible en 6 idiomas y sugiere estructurar la actuación en 4 pasos, además de ofrecer herramientas y mecanismos concretos para implementar estas fases del protocolo.

Paso 1: Denunciar

  • a. Crear una cultura de seguridad en la redacción sobre el acoso en la red
  • b. Establecer líneas claras para denunciar y canales de denuncia
  • c. Documentar ejemplos de acoso y ataques en la red

Paso 2: Evaluación del riesgo

  • a. Riesgo de daño físico
  • b. Riesgo de daño psicológico
  • c. Riesgo de daño a la reputación

Paso 3: Mecanismos de asistencia

  • a. Asistencia en seguridad digital
  • b. Asistencia Legal
  • c. Apoyo emocional y psicológico
  • d. Permiso de salida temporal, traslado y/o reubicación
  • e. Declaración pública de respaldo
  • f. Moderar el abuso en la red

Paso 4: Seguimiento y Reevaluación.

Finalmente apunta las funciones y tareas que tendrían que distribuirse, si posible, para que este protocolo pueda ponerse en marcha.

En WDR defendemos a ultranza la libertad de expresión, la libertad de información fidedigna, y nos obligamos a velar por esta libertad en la red.

Deja un comentario